La reparación con manga continua, también conocida como encamisado de tuberías, es uno de los sistemas de reparación de tuberías sin apertura de zanjas más empleados en España. Es una forma óptima de sanear y rehabilitar las tuberías de abastecimiento y de saneamiento sin necesidad de realizar una obra que puede suponer grandes molestias y mayores trastornos y derroches de tiempo y dinero.

 

Se trata de un sistema que ofrece grandes ventajas, por ejemplo:

  • Posee una considerablemente mayor capacidad hidráulica.
  • Una vez se han finalizado los trabajos de rehabilitación, las tuberías se ponen en funcionamiento sin necesidad de espera alguna, al contrario de lo que sucede en otros sistemas.
  • Se caracterizan por tratarse de labores de gran rapidez: en una sola jornada de trabajo, lo normal y habitual es que la rehabilitación se halle concluida.
  • Es una obra que no resulta ruidosa ni levanta polvo. No es necesario cortar el tráfico de las calles próximas, y además no ocasiona molestias a los vecinos.
  • Además, se trata de sistemas ecorresponsables, ecosostenibles, respetuosos con el medio ambiente, que no producen residuos, apenas consumen energía, y no contaminan.
  • Se trata de un material de gran durabilidad, alta calidad y baja obsolescencia. La vida media de estos materiales es de nada menos que 70 años.

 

El encamisado con manga continua: ¿merece la pena instalarlo?

 

Una de las mayores dudas que produce el sistema de reparación con manga continua, es, lógicamente, el tema de los costes. Sin embargo, el sistema de reparación de tuberías de saneamiento sin apertura de zanja no es más caro que uno tradicional. ¿Cuáles son las razones de ello?

  • La extensa durabilidad de los materiales compensan más que sobradamente de la inversión, cuando, también en el mercado, la obsolescencia programada predomina por doquier, con el gasto que ello supone transcurrido cierto tiempo.
  • En los locales comerciales, al no ser necesaria obra alguna, no ha de detenerse la actividad comercial, y por lo tanto ello también supone un ahorro de costes para el propietario y para el comerciante o propietario o arrendatario del establecimiento.
  • En las obras tradicionales de sustitución con zanja, ha de tenerse en cuenta que el 90% del coste se invierte en la restauración de la superficie, trabajo que por fortuna es absolutamente innecesario aquí.
  • Además, es preciso tener en cuenta que se ahorra todo el coste de la obra en superficie, lo que supone escatimar adicionalmente el 20% del coste total de la reparación.

Sin embargo, este procedimiento se emplea en determinadas situaciones y casos muy caracterizados. Veamos, pues, cuáles son estos casos en que es necesario utilizar el sistema de manga continua:

  • Han de ser materiales que se hallen comprendidos entre los 40 y 1200 mm de diámetro.
  • Debe existir en el interior una tubería que haga las veces de encofrado perdido para la tubería que se va a instalar. Siempre que exista previamente tal tubería, podrá llevarse a cabo este procedimiento de manga continua.

 

A modo de resumen, cabe decir que la reparación de manga continua es un sistema que ofrece siempre la máxima calidad.

Se trata de un sistema cuyo uso se halla en aumento y no por casualidad, pues garantiza la minimización de costes, trabajos, contaminación ambiental y acústica, y molestias vecinales, a cambio de una instalación muy robusta y duradera.