• Rehabilitación de redes de abastecimiento

Proceso Insituform, la solución a los problemas en las redes de abastecimiento

La rehabilitación de tuberías con manga continua CIPP es la principal actividad de Insituform y, poco a poco, se van conociendo más los beneficios y ventajas que tiene este procedimiento cuando es necesaria la reparación de tuberías sin zanja. La utilización de una tecnología innovadora permite que se pueda acceder a la tubería sin necesidad de levantar el suelo y de esta forma se evitan muchas molestias a los residentes y a la circulación de vehículos.

La gran mayoría de las tuberías que abastecen de agua potable a los ciudadanos son antiguas y fabricadas con materiales como el fibrocemento o el plomo que suelen ser problemáticos cuando llega el momento del mantenimiento. Con tuberías de más de 30 años, es casi inevitable que comiencen a aparecer pequeñas fisuras que derivan en problemas más serios que necesitan una reparación urgente.

Las pérdidas de agua suponen un importante desembolso económico para las administraciones y esto se puede evitar con un plan de rehabilitación que garantice una sostenibilidad a largo plazo en la red de abastecimiento. Insituform trabaja activamente para aportar su conocimiento y experiencia de más de cuatro décadas para reparar y rehabilitar estas tuberías con la última innovación tecnológica.

Técnicas empleadas para la rehabilitación de tuberías de agua potable

Dentro de la reparación de tuberías sin zanja, se emplean distintas técnicas según el problema de la tubería. Se trata de procedimientos muy avanzados a nivel tecnológico que permiten una reparación perfecta con las mínimas molestias. Estas son las principales:

  • Entubado simple (slip-lining)
  • Entubado ajustado (close-Fit)
  • Torpedo rompedor (bursting)
  • Encamisado con manga continua CIPP

La rehabilitación con manga continua CIPP es una de las técnicas más utilizadas y también de las más recomendadas para rehabilitar todo tipo de tuberías de transporte de agua. En este sentido, Insituform fue la empresa que introdujo en España esta técnica y la más capacitada para emplearla con total éxito.

Es primordial, realizar un estudio previo muy exhaustivo del estado de la tubería para hacer un diagnóstico muy preciso de la rotura y así evaluar la solución que mejor encaja con sus necesidades. Después del estudio, nuestros profesionales decidirán qué tipo de manga es la más idónea en base a aspectos técnicos, pero también teniendo en cuenta el impacto económico y medioambiental.

La principal ventaja de Insituform es que controlamos todos los procesos, incluidos la fabricación y el control de calidad, de ahí que el resultado final sea tan satisfactorio.

Ventajas del encamisado CIPP Insituform

 Elimina cualquier problema de infiltraciones logrando un tubo continuo, sin juntas

  • Recupera la capacidad estructural de las conducciones
  • Mejora hidráulica (menor coeficiente de rugosidad)
  • Vida útil estimada de más de 50 años
  • Resistente a la abrasión, vertidos industriales y ataques por H2S
  • No hay excavaciones ni cortes de tráfico
  • Los costes se reducen y también los plazos de ejecución
  • Muy respetuoso con el medio ambiente

Como vemos, las tecnologías de rehabilitación sin apertura de zanja son cada vez más sofisticadas y ofrecen múltiples beneficios a la hora de renovar las redes de agua, de ahí que cada vez más se toman en consideración debido a los materiales utilizados, la reducción de costes en su mantenimiento y el bajo impacto medioambiental.

No dudes en contactar con nosotros. Gracias a nuestra experiencia y conocimiento, podemos ofrecer todas las garantías en cuanto a seguridad y cumplimiento de los plazos de ejecución.

 

2018-12-27T10:05:08+00:00 27 diciembre, 2018|