Pedro Jaramillo, GM en Insituform España: “Nuestra filosofía de trabajo se basa en la calidad y en ofrecer el mejor servicio”.

Si algo define a Insituform es innovación y profesionalidad. Una empresa cuya filosofía y esencia va enfocada a mejorar el modelo de ciudad actual mediante la aplicación de las tecnologías sin zanja. Es líder en la rehabilitación de tuberías ofreciendo soluciones a medida mediante encamisado con manga continua. A través de esta entrevista podremos conocer más de cerca este proyecto, de la mano de Pedro Jaramillo, GM en Insituform España.

Insituform es una empresa líder y pionera en el campo de las tecnologías sin zanja. ¿Cómo ha llegado a convertirse en una referencia dentro del sector?

La especialización es un factor clave en el éxito de Insituform. Somos especialistas en rehabilitación con manga continua y eso hace que cada día nos esforcemos en ser mejores. Nuestra filosofía de trabajo se basa en la calidad y en ofrecer el mejor servicio. Y para ello la tecnología e innovación juegan un papel fundamental en el crecimiento empresarial. Todos estos factores nos han llevado a posicionarnos entre las mejores empresas del sector a nivel mundial.

¿Qué soluciones se ofrecen desde Insituform? ¿Cuáles son las áreas de trabajo?

En Insituform rehabilitamos todo tipo de tuberías que transportan agua desde 200 hasta 2400 mm de diámetro. Eso incluye tuberías de saneamiento (alcantarillado, básicamente) y tuberías a presión (abastecimiento, riego o industrial). Proporcionamos soluciones a largo plazo y sostenibles con el medio ambiente.

Insituform es la única empresa en el mercado español totalmente especializada en la rehabilitación de conducciones con sistemas de encamisado CIPP. ¿Esto es una señal de garantía en la ejecución de los proyectos?

Indudablemente. Se trata de operaciones complicadas que deben ser ejecutadas con garantías. Y para ello es fundamental contar con profesionales cualificados. En Insituform cada miembro del equipo está altamente especializado en la ejecución de proyectos que técnicamente puedan tener un alto grado de complejidad. Formamos cada día a nuestros trabajadores para poder ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes.

¿Con qué medios tanto técnicos como humanos se cuenta en Insituform?

Disponemos de todas las tecnologías para la ejecución de los trabajos que acometemos, pero, por encima de todo, contamos con un equipo humano extraordinario con una larga trayectoria en el sector.

Es un orgullo para nosotros poder decir que la mayoría de los trabajadores que forman parte de Insituform llevan largos años trabajando en la Empresa.

¿Cuál crees que es el sello diferencial de Insituform con respecto a otras empresas de la competencia?

Nuestra especialización y nuestra experiencia, que va perfectamente alineada con nuestro inigualable equipo humano. Una parte importante de lo que nos hace diferentes es que somos los únicos que estamos integrados verticalmente, lo cual nos permite ser dueños y responsables de todos y cada uno de los pasos del proceso de trabajo.

¿Qué ventajas ofrece la reparación tuberías con manga continua frente a los métodos tradicionales?

Yo haría hincapié en los beneficios sociales. La rehabilitación sin zanja permite que la vida de los ciudadanos no se vea alterada mientras trabajamos. Nos hemos acostumbrado tanto a ver zanjas, con los cortes de tráfico, ruidos y potenciales interrupciones de servicios básicos que, sinceramente, creo que nos cuesta imaginar que se pueda realizar la obra sin que tenga prácticamente ningún impacto en la calle.

¿Qué ahorro puede suponer el uso de las tecnologías sin zanja tanto económico como de tiempo?

Económicamente, cada obra es diferente. En términos de rapidez y, generalizando, se puede estimar que una rehabilitación que lleve una semana de trabajo representaría, al menos, tres semanas de ejecución si la obra es con zanja (suponiendo que no llueva o haya otra incidencia similar).

Con respecto al medio ambiente. ¿Podemos hablar de “tecnología sostenible”?

Todos los estudios demuestran que, desde un punto de vista global, la huella de carbón es menor en nuestro sistema frente a la obra tradicional. No obstante, es importante que todos seamos conscientes de la importancia que tiene el hecho de minimizar el impacto medioambiental, por lo que tenemos que seguir trabajando en ello cada día.

Pese a sus ventajas, las tecnologías sin zanja no son utilizadas de forma generalizada en los proyectos de obras. Se sigue recurriendo a los métodos tradicionales. Desde tu punto de vista, ¿queda mucho por avanzar en este campo? ¿qué debe mejorar y cómo?

Esa es nuestra principal tarea: promocionar el sistema hasta que alcancemos en España niveles de uso y conocimiento similares a los de los países más avanzados de Europa. Queda mucho por hacer en este campo y seguiremos trabajando para concienciar a las Administraciones Públicas, empresas e instituciones, de que las tecnologías sin zanja son la opción más rentable.

¿Podríamos decir que son las tecnologías sin zanja una necesidad en las ciudades del futuro?

En la medida en que mejora la calidad de vida de los ciudadanos, es obvio que así es. Y a eso tendemos en un futuro, a minimizar impactos para hacer la vida más fácil a los demás.

¿Hacia dónde camina Insituform? ¿Cuáles son sus próximos retos?

Ningún reto es más importante que el que hemos mencionado anteriormente: transmitir a las administraciones públicas y particulares las ventajas del sistema y colocarlo en España en los niveles en los que está en los países avanzados de nuestro entorno como Holanda, por ejemplo. Y esto es tanto para las aplicaciones de saneamiento como de abastecimiento.

2018-07-31T15:09:55+00:00 31 julio, 2018|